QUIEN NO ES DE ESTE MUNDO

(HABLA UN ÁNGEL DE DIOS)

Quien no es del mundo, Pequeña es como un lirio que expande su perfume y el mundo sólo percibe el olor, pero no ve al lirio, no sabe de donde viene, si lo supieran lo cortarían para colocarlo como adorno en un jarrón, y tu no eres adorno de sala de ricos. No es por mérito propio sino por Designo inescrutable de El Cielo, así que no busques razones de tu don celestial ni de los regalos con que el Padre Amado te ha colmado. Esos son asuntos que por mucho trascienden la posibilidad humana de comprensión y entendimiento. Tu no eres flor de este mundo, y aunque lo dudes, nunca lo has sido. Desde tu nacimiento fuiste una criaturita extraña sufriente y ajena con un solo objetivo: encontrar al amor. Nunca te ibas a satisfacer con lo mundano, con sus amores fatuos y vulgares porque tu alma tenía verdadera sed de Agua Vivificante. En estos tiempos que se avecinan, que asoman ya a la puerta, muchos se perderán porque no han querido buscar al Padre, se han conformado con llenar sus vanos sentidos de placeres mundanos, algunos, los menos, son poquísimos, no han querido creer en la mentira que sus sentidos, tan estrechos y fallidos, les muestran y han seguido a pesar incluso de ellos mismos. Tu nunca te detuviste hasta dar con la Fuente De El Amor y con la Verdad Absoluta. No te conformaste con migajas de luz ni trocitos de Verdad; tu alma te gritaba que tenias que dar con la Verdadera Luz y seguiste, cruzaste el desierto, que es ahora este su mundo, y al ver la uz de María Santísima Reina Nuestra, Reina del Cielo dejaste todo lo que tenias que ir dejando en el camino y seguiste hasta dar con El: Rey de reyes y Señor de señores, nuestro Amado Señor Dios Todopoderoso. Los Ángeles estamos hablando a las criaturas humanas que el Padre Amantísimo nos ha designado para infundirles calma, sosiego, fe y, sobretodo, valor. Son tiempos difíciles para todos, pero para los nuestros no serán tomados por sorpresa porque han sido bien instruidos y adiestrados en el porvenir. No desistas nunca de la santa oración y de seguir intercediendo unos por otros. No decaigas en la tristeza, que esta soledad, este Getsemaní Santo, es pasajera, como todo lo terreno y pronto lo verán con sus propios ojos. La Pequeñita tan amada, como le dices (así le decía yo a La Virgen Santísima), esta muy triste porque ha amado enseñar a sus hijos el Camino hacia El Amado Jesus, Rey de reyes y Señor de señores y ya no habrá tiempo de el goce pequeño y bien grande de tomar un almita, como un pajarillo caído de un nido e irlo llevando con tal amor y paciencia, instruyéndole hasta que puede volar. Ha sido hermoso, porque no hay otra palabra, y conmovedor en alto grado, ver como la Pequeñita te fue llevado desde que estabas toda rota cubierta de lodo y tirada como una cascarita de fruta al sol. Es tristeza muy grande en el Cielo que ya no habrá mas hijitos del Padre Amado que podamos ver resplandecer, son, como te lo han dicho, tu también pequeñita, de salvación de las almas. El barco se hunde ya y es inminente orar por la salvación de las almas, la conversión lenta y paso y paso ya no será frecuente sino tan solo orar para que las almas volteen al Señor le rueguen su perdón, se arrepientan de corazón y busquen a como de lugar su salvación.
Pequeña del Padre Creador, te voy a hablar un poco de lo que es tu testimonio de conversión, como le llaman. Los llamado de la Madre de El Salvador han sido un fuerte, incansable, angustioso, amorosísimo llamado a la Conversión personal y del mundo, a la Consagración a los corazones de Jesús y de María (el Ángel hace una reverencia aquí) y los testimonios de esto, de Conversión comúnmente quedan en silencio, porque es asunto entre Dios y las almas, pero en tu caso que el Cielo te ha elegido para que lo escribas eres como un ejemplo como la corroboración como el caso practico, digamos, de estos mensajes encarnados en un alma que los ha aceptado y ha aceptado la guía y la instrucción del Cielo. Tu Conversión es un ejemplo hermoso de lo que Nuestra Reina Amada quería que le permitieran hacer CON TODAS Y CADA UNA DE LAS ALMAS, pero tenemos tu testimonio que es de Verdad y Luz. No dudes que es valiosísimo.

AÑO DEL SEÑOR 2012                                                                  Y MARÍA DEL GETSEMANÍ

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario