MIS TEMPLOS MAS AMADOS SON DE CARNE Y PIEL

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

Pequeña, Amiga. Me dijiste en La Misa que “Todos nosotros, los aquí presentes somos Tus Amigos”, Me alegró tu intento de Consuelo, pero muy tristemente no es Verdad. Son solo un puñado de seres que lo son. La GRAN MAYORIA acuden a la Santa Misa sin deseos de ir.  Algunos porque tienen miedo al castigo, al infierno -los benditos que aun creen en su indiscutible e indisoluble y absolutamente real existencia – otros, los más, por mera y simple costumbre; dos o tres que son Mis Sacerdotes y sus ministros porque Son Consagrados A MÍ Jesucristo, pero nuevos amigos tan pero tan pocos, (veo el globo terrestre desde el espacio y los continentes en negro y unas cuantas lucecitas, como luciérnagas en la noche espesa de la selva, unas pocas que se cuentan en decenas y aislados unos de otros distribuidos por los 5 continentes). Son mas los que están en la idolatría. No sabes, Pequeña, el agua fresca que tu eres cuando entras a Mi Casa, Nos alegramos, porque llegas respetuosamente vestida con tu cuerpo decentemente cubierto y en la entrada te cubres, en señal y símbolo de respeto, ( y señala mi cabeza, mi cabello, pasando Su Santa Mano Sobre ella). Vienes con fe y amor a buscarMe y Me dejo encontrar por ti, no por quienes vienen pensando en cualquier cosa que no es Mi Presencia Real En Mi casa. Dónde Voy a Estar sino en Mi propia Casa? Y creen que estoy en las rocas y en su porquería idolátrica. Mis templos amados, los mas amados son de carne y piel, ahí es donde habito, sin estar en la Soledad Del Sagrario, pero es menester que Me Vengan A Buscar dignamente, respetuosa y amorosamente y En Gracia De Dios sino Yo no me puedo mostrar. Ya no digamos que vengan con Fe, con amor, creyendo que Me han de encontrar; por lo menos con mínimo respeto en su forma de sentarse, en atención, en actitud,, en reverencia.

(HABLA LA SANTÍSIMA VIRGEN)

A mis pobres hijos predilectos… ( es La Santísima Virgen la que sigue hablando) …esos vestidos faltos de pudor que usan y hasta se atreven a subir al presbiterio, Nena. No es posible, si no encontráramos unas que otras almas como Agustín, como Matilde “Olivita”,como Vassula, Y…, a ti, habría perdido corazón Mi iglesia …No desistas en tu esfuerzo por Agradar A Mi Santo Hijo. No dejes que las malas costumbres, que veas, sean las tuyas; sigue así, se valiente y no desistas que escuchamos ( Veo Juntos a Nuestro Señor Jesús y a María Santísima) tus oraciones, que sí llegan a la Santa Morada del Padre. No desistas, se valiente. Deja este subrayado que se puso sin que tu deliberadamente lo hicieras. Te veo cansada y ve…distraerte un poco pero sin pecar… Un poco…

(Marzo 11, 2012)

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario