EL VIAJE ES AL INTERIOR DE UNO MISMO

(HABLA DIOS PADRE)

Pequeña, es muy importante que entiendan esto, sobretodo en esta época en que los viajes y las comunicaciones son tan extensas y desarrolladas: TODO Y TODOS LOS QUE HAN DE INCLUIR EN SUS VIDAS ESTAN AHORA MISMO A SU ALCANCE. Lo entienden, Pequeños Míos? No tienen que estar en contacto con el extremo mas alejado del mundo o viajar a lugares remotos. Esta ahí, en su familia, en su comunidad, en su parroquia. Esa es la condición sencilla, la humildad, que requieren solo para ver que ahí mismo, en su propia cuadra esta todo y todos los que deben tocar en sus almas y corazones. Lo entienden? No necesitan, desde la humildad, hacer planes para viajes remotos; el único Viaje es al interior de los Corazones Unidos de Mi Amadísimo Hijo y María Santísima: EL VIAJE AL INTERIOR DE UNO  MISMO. Es ahí donde estoy, donde Me Encuentran, hacia afuera no van a encontrar mas que mas tentación y mayor posibilidad de caer. Por eso os hemos dicho: RETORNEN A SUS HOGARES; A LOS LUGARES DONDE NACIERON; A SUS PARRROQUIAS ANCESTRALES. ES AHI DONDE DEBEN ESTAR AHORA, lo entienden, Pequeñitos? Olvídense de viajar, de gastar, de acumular, de vacacionar, de conocer lugares. De estar conectados a esas maquinas que los aíslan de los suyos a quienes deben amar apasionadamente y servir. Relaciónense con los que tienen a un lado, sirvan a los que están en su vida ordinaria y cotidiana en el HOY que es Mi Tiempo, que es el único Tiempo en el que deben y pueden obrar. Busquen a los viejos y alivien su frío; a los niños y alivien su sed de verdad y conocimiento de La Palabra de Mi Amadísimo Hijo Jesucristo; a las mujeres y oriéntenlas en no querer ser hombres, parecerse a ellos, sino ser desde la dignidad lo que Yo, Abba, estipulé y establecí que fueran, eso: mujeres: Encargadas del hogar y del hijos. No abandonen a sus hijos por ir en pos de dinero, fama y fortuna y prestigio. Ese ha sido el error propio de los hombres, no de ustedes, Mis Niñas, que han sido la calidez, la guía, el amor mismo y ya no lo desean ser, y sus niños se pierden con vertiginosa rapidez siendo educados por la tecnología, no por sus madres. Padres: entren a ser firmeza, columna de familia y por ningún motivo los abandonen. Protejan a los mas débiles en vez de despreciarlos por serlo. Si los que están en familia, es ahí donde se han de santificar, no piensen en dejarla. Cada uno debe estar donde está su corazón, que ahí Estoy Yo, Pequeños. Es tan sencillo, Pequeños Míos, retomar El Camino si siguen esta luz de Verdad que os estamos dando, es tan sencillo; pero no quered haced vuestro capricho y ser excepción. Vivir frugal y de manera sencilla, que la única riqueza es al interior del alma, dentro de la familia, en la sabiduría que dejéis a vuestros hijos, en la guía que les proporcionéis; no en las cosas materiales que sólo os alejan mas porque las atesoran aun mas que a sus pobres almas. Vivid sólo con lo necesario y lo que excede buscad a quien le falte para darlo, Pequeños. El vestido, es solo eso cubrir la desnudez y protegeros del frío, no es mas y no quieran hacer mas de lo que es nada.

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE)

Mis mujeres se pierden por el vestido y la vanidad, por encima de sus propios hijos, que sea atractiva su alma a Dios, no sus cuerpos y rostros. Entiéndanlo pequeñitas, ya no hay tiempo que perder. Es tan sencillo…Si hacéis caso, es muy simple, pero tenéis que obrar, que actuar YA!

 

Año del Señor 2013                                                                               Y María del Getsemaní

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario