V. A AMAR SE APRENDE AMANDO*; A OBEDECER, OBEDECIENDO**

Jesus(05)

AUTOANÁLISIS PARA EVALUAR SI ESTOY A LA

DERECHA O A LA IZQUIERDA DE

EL SEÑOR

En este 98 Aniversario de Nuestra Señora de Fátima  los invito a realizar un autoanálisis o autoexamen porque entre más pronto lo hagan, más pronto corrigen lo que deban cambiar.

PRIMERA PARTE:

Para Amar  hay que Obedecer***.

¿Cómo saber si obedezco a Dios?

Por el cumplimiento de los 10 Mandamientos.

  1. ¿Amo a Dios por sobre todas las cosas?
  2. ¿Tomo el Nombre de Dios en vano?
  3. ¿Santifico las Fiestas?
  4. ¿Honro a mi padre y a mi madre?
  5. ¿He matado?
  6. ¿Cometo actos impuros?
  7. ¿He robado?
  8. ¿He dado falso testimonio o he mentido?
  9. ¿Consiento pensamientos o deseos impuros?
  10. ¿Codicio los Bienes ajenos?

y por  el cumplimiento de Los Sacramentos y Mandamientos de Su  Santa Iglesia:

+ ¿He sido Bautizado?

+ ¿He sido Confirmado?

+ ¿Acudo a la Confesión?

+ ¿Recibo la Eucaristía?

+ ¿Estoy casado por la Iglesia de Cristo? (En caso de vivir en pareja)

+ ¿He recibido la unción de los enfermos? (En caso de encontrarse en peligro de muerte)

Los mandamientos más generales de la Santa Madre Iglesia son cinco:

+ El primer mandamiento: ¿Atiendo a la Misa completa los Domingos y Fiestas de precepto?

+ El segundo mandamiento: ¿Confieso los pecados mortales al menos una vez al año, en peligro de muerte y si he de comulgar?

+ El tercer mandamiento: ¿Comulgo por Pascua de Resurrección?

+ El cuarto mandamiento: ¿Ayuno y me abstengo de comer carne cuando la manda la Santa Madre Iglesia

+ El quinto mandamiento: ¿Ayudo a la Iglesia en sus necesidades? ¿Aporto el diezmo?

Primero: Obediencia para que estén En Gracia de Dios, al cumplir con los Mandamientos y regularizar sus Sacramentos.

SEGUNDA PARTE:

Por sus frutos los conoceréis, Dice El Señor.

¿Cómo puedes saber si estás dando Buen Fruto?

Es muy sencillo:  Por las obras de Misericordia.

Palabra de El Señor:

«Cuando el Hijo del hombre venga en Su Gloria Acompañado de todos sus Ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria.
Serán congregadas delante de Él todas las  naciones, y Él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos.  Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
Entonces Dirá el Rey a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.  Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.” Entonces los justos le responderán: “Señor, ¿cuándo Te Vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber?  ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos?  ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?”  Y el Rey les Dirá: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos Hermanos Míos más pequeños, a Mí me lo hicisteis.”

Entonces Dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de Mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis.”

Entonces dirán también éstos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?” Y Él entonces Les Responderá: “En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también Conmigo dejasteis de hacerlo.” E irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.»

(Mateo, 25)

Es decir, cada uno debe hacer un autoanálisis respecto a cada una de las Obras de Misericordia.

1) ¿Doy de comer al hambriento?

2) ¿Doy  de beber al sediento?

3) ¿Le doy posada al peregrino?

4) ¿Visto al desnudo?

5) ¿Visito al enfermo?

6) ¿Socorro al preso?

7) ¿Entierro a los muertos?

8) ¿Enseño al que no sabe?

9) ¿Doy  buen consejo al que lo necesita?

10) ¿Corrijo al que está en el error?

11) ¿Perdono las injurias?

12) ¿Consuelo al triste?

13) ¿Sufro con paciencia los errores de los demás?

14) ¿Ruego  a Dios por vivos y difuntos?

Con esto, si es respondido honestamente, cada uno puede contestar a la pregunta:

 ¿ El Señor te colocará a Su Derecha o a Su Izquierda?

Un autoanálisis sirve para que cada uno se percate de qué lado está parado y rectifique lo que debe cambiar porque:

“El árbol que no de buen fruto será cortado”,

Dice El Señor.

 Este autoexamen deben hacerlo constantemente porque es más fácil regresar un paso -si uno se salió del camino- que regresar mil pasos. Hagan un examen de conciencia cada noche para corregir de inmediato lo que deban porque estamos a sólo dos años del CENTENARIO DE FÁTIMA.

Lo importante es que ahora que te das cuenta:

¿Qué vas a hacer al respecto?,

con la libertad con que te dotó El Señor.

*Nuestro Divino Maestro se refiere a las Benditas Obras de Misericordia

** Nuestro Divino Salvador se refiere a los 10 Mandamientos de Dios y a los Sacramentos de Su Santa Iglesia.

*** El que Me Ama obedece Mis Mandamientos, Dice El Señor

Cuiden también a los animalitos y  a  la naturaleza que son  Creación de Nuestro Padre Amado.

(Mayo, 13, “98 Aniversario de Nuestra Señora de Fátima”)

“EL BUEN PASTOR DEJA A LAS 99 POR IR EN POS DE LA OVEJA PERDIDA”

images-1 copia 2

(Últimos Llamados de La Misericordia de Dios, antes de que la oscuridad se cierna sobre vosotros)

Año de El Señor 2015

Y María Del Getsemaní

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.