EJEMPLO DE EVANGELIO VIVO II

 

(HABLA DIOS PADRE)

 

Perdón, Abba. Que me dilaté.

Lo sé , Pequeña, son solo cosas del cuerpo

Sí.

Esas no son las que os deben avergonzar, sino las que brotan de la voluntad humana. El no ayudar a uno en necesidad teniendo la manera de hacerlo, eso sí os debería avergonzar fuertemente. No estoy, Pequeña, nada complacido con tu familia terrena. Es un circulo de soberbia y egoísmo tremenda. De verdad te digo, Pequeña, si no fuera por cómo tu te has donado, el Santo Cielo y no cesas de orar por ellos, correrían la misma suerte que los demás porque aunque se sienten “especiales” son tan ordinarios en su individualismo y egoísmo que si pudieran ver sus almas, sus corazones, como Yo, tu Amantísimo Padre Celeste las veo espiritualmente, se apresurarían a hincarse ahí donde lo supieran  y a fuertemente dedicar su triste vida a Mi Santo Servicio. Ese afán por cuidar el cuerpo es inútil, la muerte, como transición, es para todos: soberbios y humildes, lo único que conserva valor es el cuidado del alma que no puede ser instruida sin Santa Humildad, pero por lo que he visto, Pequeñita, hasta el sólo término evitan. Ya te he dicho que los conceptos elevados sólo sirven para caer de mas alto al abismo. Son las pequeñas obras de amor, que siempre son en goteo ( veo una llave de agua que gotea una lágrima tras otra). No hay planes magistrales en los hombres, sino humildes y sencillos. Hay que andar por el mundo como con una pala y azadón removiendo escombros de los corazones y plantando la buena semilla que ES EL AMOR AL PRÓJIMO, no hay otra ni para los intelectuales, ni para los que falsamente se creen poderosos ni los que acumulan y detentan la moneda que tanto útil sería para los mas pobres. Nada se van a llevar al otro lado, como dicen ustedes. Los mas pobres lo sabes y algunos hasta lo creen, pero no los ricos están apegados a sus tierras, a sus monedas, a sus ideas y conceptos tan humanos y carentes de misericordia y Verdad Santa. A los Míos, Pequeña, siempre los han menospreciado de igual forma, como intentan hacerlo con su Mismísimo Dios, intentan ignorarme para hacer como les convenga, pero Yo Habito en las conciencias de los hombres buenos y malos y ni uno que no tenga Santa Misericordia podrá apelar a aquello que tanto niegan a sus hermanitos mas pequeños. Tu has sabido ser hermana de todos, sin hacer de mas o de menos por lo que el mundo ve. Has aprendido a Amar y a discernir sólo con los ojos del alma. Es un principio del andar espiritual. No vayas a cambiar esta manera de ser y hacer en el mundo, que aunque estés sola en ello, es la correcta y la agradable a Mis Santísimos Ojos y Mirada Amantísima.

Pequeña, no te distraigas en las cosas del mundo, que ya sabes son pasajeras. Nada te faltará, por eso no te preocupes ni por un instante. Son tantos mis hijitos en necesidad, tantos los que oran por un Milagro pero son pocos los que están disponibles y dispuestos para ser parte del Gran Milagro de Amor que fuertemente quiero derramar sobre todos mis hijitos. Sus corazones son piedra y terruño. A TI, PEQUEÑITA, NO TE VEN, NO TE ENTIENDEN. Pero tu no buscas los agrados del mundo, sino los agrados de Tu Padre Amantísimo y esos los tienes, Pequeña.  Alabo, Pequeñita, tu valor y tu amor. Pequeña, Yo, tu amantísimo Padre Celestial, se, de cierto, que siempre crees que es muy poco lo que haces, casi nada, pero en un desierto donde nadie remueve la tierra para que Mis Santos Ángeles dejen caer la Buena Semilla, tu trabajito, como le llamas, hace la diferencia entre lo posible y lo imposible. Yo me valgo de los hombres y de la misma naturaleza para realizar Mis Milagros Santos, pero sólo en quienes quieren y me piden ser esa respuesta a la Oración  de mis hijos mas pequeños y necesitados. Es el amor el que se intercambia entre mis hijos, no el dinero. Este es un pago del egoísmo. El dinero rompe los vínculos. Ponlo.

Fui al aeropuerto y en el estacionamiento se me aproximó un hombre que cuida y lava los coches, a pedirme algo para el dolor. Le pregunté y me dijo que le dolía una muela. Tenía la mejilla  inflamada. Busque en mi bolsa. No tenías qué darle, pero podía conseguirlo. Le dije que no se preocupara que iría a buscar algo. Regresé con un analgésico y agua. Me volví a meter al aeropuerto, cuando salí estaba con su cubeta terminando de lavar mi coche. Yo quería que lo lavara pero no traía dinero.

Tu resolviste su necesidad, sin esperar nada a cambio, sólo sacarlo de un dolor; y él resolvió una tuya. Es tan simple y hubo amor y bienestar en ambos. Tu te fuiste con calidez en tu almita y una sonrisa, y él se quedó de igual manera. Eso es ir removiendo escombros para dejar que los Ángeles hagan su trabajo. Un trato frío e indiferente hubiera endurecido aun mas su pobre corazón. Quien no va pensando primero en Dios en cada acto, pasa por el mundo endureciendo corazones que es el trabajo de Satán, por eso lo afirmo, Pequeña, quien no trabaja para Mí, Tu Amantísimo  Padre Celestre, trabaja, quiéranlo o no, para el maligno, para Satán. Así de sencillo. Ningún hombre es una isla, Pequeña, constantemente tocan otras vidas otras almas y la alteran ¿para bien o para mal?, esa es la pregunta que hay que hacerse. Si, amablemente le hubieras dicho que no tenias y te alejabas eso no es lo que Necesito, porque ser amable es menos que el principio, es Hacer la Obra que en ese instante YO  OS MANDO HACER. Es un ejemplo muy simple pero así es como funciona el Bien. No dejar de hacerlo NUNCA, porque yo aliento a mis hijitos a acercarse a una persona que se puede responder esa oración. A los hombres gustan de lo aparatoso, de lo espectacular, de lo que según ellos es magnífico, tu sabes que no hay poema mas “magnifico” que el que con unas cuantos trazos os habla del alma. No soy un Dios de Discursos vacíos sino de poemas firmes y absolutos de significado y amor. Pero ignoran lo que no capta los ojos del cuerpo y enceguecen a los del alma. Tu no ves ya con el cuerpo, sino con el alma y eres capaz de ver. DETENTE A AYUDAR SIEMPRE, algo tan sencillo, y tu misma lo has sentido, puede ser el golpe que haga la diferencia en el destino final de un alma: EN EL DESTINO FINAL DE UN ALMA. Cuantos de mis hijos han caído al infierno porque uno de ustedes le da el ultimo golpe de indiferencia y egoísmo. Pocos son los que ablandan los corazones, como tu, por eso es importante tu trabajito, como le llamas. Es ir dando amor a tu paso. Detrás de una obra de caridad estoy YO, Pequeña; detrás del egoísmo esta el enemigo, y tanto lo llaman que le están dando su permiso de que permanezca con ustedes.

El mundo ahora, Pequeña, es una ( veo una bola de ligaras apretadas. Como una pelota por dentro), y hay que ir suavizando y esto solo se logra con el amor. Darle de comer al hambriento, sin conceptos, simplemente darle un pan y quitar su hambre, no es para ustedes saber ni pensar en los resultados: esos son Míos,  sólo el goce del trabajito es suyo.

Me Entiendes, Pequeñita?

Sí, Abba, esto sí lo entiendo.

¡QUIENES TRATAN DE SER DIOS TERMINAN SIENDO ESCLAVOS DEL MALIGNO!  ¡ENTIÉNDANLO DE UNA BUENA VEZ! QUE YA NO HAY TIEMPO A QUE SIGAN JUGANDO A QUE YO NO EXISTO! ¡A QUE NO EXISTE LA JUSTICIA DIVINA! ¡A LLAMAR A MI HIJO CON NOMBRES ABSURDOS Y QUE NO SON LOS QUE YO LE DÍ ¡SON JUEGOS ESTÚPIDOS QUE LES PUEDE COSTAR LA ETERNIDAD, Pequeña, ¡La eternidad! ¿Por qué no quieren entender ni ver? Van directo al abismo cargados de cosas inútiles que sólo hará mas espectacular su caída ¿ESO ES LO QUE QUIEREN, HIJITOS INGRATOS Y MAL AGRADECIDOS? PORQUE POR BUSCAR LO QUE DESLUMBRA LOS SENTIDOS Y LO ESPECTACULAR Y LO CADA VEZ MAS GRANDE EN TAMAÑO: LA ÚNICA GRANDEZA QUE ENCONTRARÁN POR ESE CAMINO SERÁ SU GRAN CAÍDA AL ABISMO! El Cielo ya no sabe cómo hacerlos comprender, Pequeñita, pero no quieren y dejan a los pobres míos cargados de trabajito y completamente solos y eso no esta bien, Pequeña, no está bien, Me entristece en gran manera que NO TE AYUDEN pudiendo, tan fácilmente hacerlo. Has hecho mas tu por un pequeñito desconocido, que ellos por ti. Eso me es doloso, doloroso y triste. Pero el amor es así, sufrido, y los amas y oras y pides y compartes TODO lo que tienes. Ten paz en tu almita, ten reposo en tu corazón que un alma como la tuya encuentra las puertas Del Cielo abiertas de par en par y tus oraciones, que las haces con fuerte amor y concentración total, son atendidas por El Cielo. Sigue orando por ellos que Yo, tu Amantísimo Padre Celeste, los seguiré bendiciendo sólo porque así Me lo pides con tanto amor. Queda en La Santa Paz de Mi Amadísimo Hijo Jesucristo, que La Bendición de El Espíritu Paráclito permanezca en ti y en los tuyos, y en la Mía  Propia. No sueltes la Mano amantísima y sapientísima de mi mas Amada Hija María Santísima. Amen, Pequeña.

Amen, Padre.

_____________________________________________

Ven, Pequeñita, hay algo más que Quiero que anotes porque te estoy usando para ejemplificar con mis hijos. Ponlo.

Lorenzo un hombre rudo y ya entrado en años,  se resbaló  porque sus zapatos tenían la suela ya plana, de vieja. Me quité mis chanclas y se las di ahí, en ese momento. Ahí mismo se las cambió y tiró las otras al bote de la basura.

Es decir, Pequeñita, no te esperaste a ver cómo él lo resolvía. Simplemente le diste tus zapatos. Así es como hay que hacerlo.

Nunca traigo otro par en el coche, pero ese día lo hice por una intuición. Me acompañó al coche y ahí se las puso y yo me quedé tranquila de que ya no se resbalaría más.

Así es como se hacen, Pequeñita, y como ves el Cielo no te dejó a ti descalza tampoco. Tu ves por tus hermanitos y El Santo Cielo ve por ti. Muchas veces la obra es material y espiritual. ¿Qué te preguntó Lorenzo?

Me dijo que quería machetear (*) a uno que lo molestaba y enterrarlo en el monte.

Qué hiciste con esa otra premura?

Arreglé para que se quedara hablando con otro compañero hasta que sacara todo ese enojo. Lo orienté y le dije que además tendría que ir a Confesión, porque un compañero podría escucharlo y mitigar o anular ese deseo, pero que sólo un sacerdote podría perdonarlo en nombre De Dios (por todo lo que había hecho). Le dije que no lo dilatara porque no sabía cuanto tiempo le quedaba de vida y que si se moría sin haber obtenido la absolución no iría al Cielo. Después, a la semana siguiente, lo vi, y esa persona, a la quería matar, le había robado, pero Lorenzo estaba tranquilo, en paz y lo dijo “Dejando la justicia en manos de Dios”

Ves cómo un simple acto puede tener tal trascendencia. El Maligno tenia preparado esa trampa para Lorenzo y el que te quitaras tus zapatos pudo salvar dos vidas y dos almas. Su resbalón fue permitido por Mí para que desviara el plan del maligno, si no hubieras actuado como lo que eres EVANGELIO VIVO…¿Entienden? O tampoco esto LO VEN; Mis Pequeños…? Os Amo. Su Padre

Amen, Padre.

(*) machetear(De machete).  tr. Golpear con el machete. m. Cuchillo grande que sirve para desmontar, cortar la caña de azúcar y otros usos.

AÑO DEL SEÑOR 2012                                                                             Y María del Getsemaní

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario