NO SE DETENDRÁN, PERO EL MAL NO PREVALECERÁ

(HABLA SAN MIGUEL ARCÁNGEL)

Lo que el mundo vive ahora es pavoroso y no se detendrá. Los que decidieron refugiarse del mundo están a salvo pero no pueden evitar sentir la angustia del mundo porque es como una nube negra y a veces grisácea que todo lo permea. Tu lo sientes. Un niño asesinado por un cohete es ya demasiado, uno solo y los cuentan como frutos de canasto. 33 de un lado 3 del otro. En El Cielo hay una tristeza infinita por lo que el otrora pueblo Predilecto del Padre Amado está haciendo con sus pueblos hermanos. No se detendrán, pero el Mal no prevalecerá, venga de mano de quien venga. Con esto le están dando un poder total al maligno en sus almas que se están llenando de un odio atroz y no se detendrán, pero no prevalecerá el Mal. Lo entiendes? Tiene que suceder porque ni una sola coma de La Sagrada Escritura dejará de cumplirse y el hombre hará lo que esta en su corazón y triste pero voluntariamente en ellos en los que detentan el poder está el HACER LA GUERRA que se recrudece y se recrudecerá más hasta el trágico final para muchos. No aprendieron nada de las Lecciones de El Padre Amado ni de su propia Historia Humana, ¡NADA! Repiten las mismas afrentas pero esta vez es mas grave no sólo por la tecnología y el alcance de asesinar desde lejos a millones con una tecla, sino porque el otrora Pueblo Elegido Por Dios le dio inicio a esta Guerra. (San Miguel está Triste, decepcionado como nunca lo había visto) Que no le llamen Israel, el nombre que con tanto Amor y Esperanza El Amado Padre colocó en sus hijos, el otrora pueblo elegido, sino Sión. Un pueblo que asesina en sus hogares a familias, a mujeres, a bebés en sus cunas durante la noche, no es pueblo de Dios. Recuerden Hijitos:
EL MAL NO PREVALECERÁ
EL MAL NO PREVALECERÁ
EL MAL NO PREVALECERÁ

(HABLA SAN JOSÉ)

San José mucha ternura se aproxima, con un cuidado…
Pequeñita, no te asustes. Esto que has estado haciendo de pedirme que Yo Personalmente recoja a todas las familias que son impunemente asesinadas en esta atroz guerra, está ayudando mucho. Sigue pidiendo por la Salvación de las almas, por el aumento de fe en los moribundos para que se puedan salvar. Es orar lo mas importante que puedes hacer. Además, por supuesto, de escucharNos y escribir, acompañarNos, La Santa Misa, recuerda – como te lo dijo el Ángel de Dios – lo demás hay mas personas que te han ayudado y te ayudarán a hacerlo. Pero esto que tu haces sólo tu lo puede hacer. Di a tus hermanitos que no me olviden: que soy muy compasivo con el error humano, que no teman acercarse a Mí y que recuerden que todos son hermanos, que coloquen bajo Mi custodia a todos los pueblos de la tierra en especial a mis pueblos que se hacen la guerra unos contra otros. Oren por ellos que son sus hermanos y son lo mismo que ustedes, no importa si están lejos en países que no conocen, son la misma alma que debe regresar a El Padre. Pidan por ellos, cúbranlos con el Sagrado Manto de La Virgen Purísima, colóquenlos bajo Mi protección y recuerden, como dice San Miguel, EL MAL NUNCA PREVALERCERÁ, como no lo ha hecho a lo largo de su historia humana, pero tiene que pasar lo que está escrito: el hombre debe decidir su destino por lo que esta en su corazón. No dejen que sus corazones se llenen de indiferencia hacia sus hermanos que sufren la atrocidad de la guerra, ofrezcan por ellos, oren por ellos, pidan por ellos, y nunca olviden que La Sangre Preciosísima de Jesús, El Cristo, es el bastión mas poderoso seguro que hay.

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE)

Pequeña, están matando a mis hijos mientras duermen en sus hogares. Esta atrocidad destroza mi Corazón. Conságrenlos a Mi Inmaculado Corazón para que Yo pueda acogerlos en Mi Santo Seno y no se pierdan. Mueren llenos de odio. Diles, Pequeña, que si me aman, aunque sea un poquito, que no cesen de orar por los pueblos que sufren las atrocidades de la guerra. Siempre oren por ellos: ofrezcan sacrificios, oraciones, rosarios, misas, ayunos, penitencias, rosarios, Santos Vía Crucis; ofrezcan por ellos, si me aman, aunque sea un poco, os lo pido por Mi Amadísimo Hijo Jesucristo. Amen. Shalom, Pequeña.
QUEDEN EN LA PAZ SANTA DE MI AMADISIMO HIJO
QUEDEN EN LA PAZ DE MI HIJO
QUEDEN EN SU SANTA PAZ
AMEN

(HABLA NUESTO SEÑOR JESUCRISTO)

Pequeña, tu eres nuestra profeta final, no te asustes, lo haces muy bien. Estas en Mi Corazón muy agarrada, y de ahí, NADIE, Pequeña, NADIE, NADIE te va a arrancar, no temas.

( Noviembre 21 del 2012)

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario