IX.RECORDAD QUE EL RESTO FIEL ES PEQUEÑO

(HABLA DIOS PADRE)

¿Padre?

Pequeña

Se cortó la luz y no se guardó el hermoso Dialogo que me acaban de dar(*).

Cariño

Me siento increíblemente mal. Lo que a mí me pase no me importa nada, pero los Diálogos, ¡Abby! no dejes que el Maligno me los borre que no se pueden repetir igual y era hermosísimo.

¿De que te hablamos, pequeña?

De no matar al prójimo con la palabra, de no hablar mal del hermano, de no llevar la semilla del Maligno en la palabra que es sembrador de discordias, de no juzgar al hermano porque no nos has constituido en jueces del hermano y de que no seamos como el acusador porque nos podrán confundir con hijos del Maligno y somos hijos de Dios.

¿Qué más?

Que de nosotros hablarán mal, incluso dentro de nuestras propias familias, pero que debemos ser castos en nuestra palabra para no hablar de más. Que no debemos llevar discordia ni juicio en nuestra palabra.

¿Eso fue lo que se te dijo?

Sí, Abby.

¿Qué más?

Que debemos recordar que el resto santo y fiel es pequeño, que nos lo han dicho: “pequeño” resto fiel. Así que no nos alarmemos si no vemos cerca de nosotros a nadie más que lo sea.

¿Eso es lo que te dijimos?

Sí, pero la manera que tienen de decirlo es tan hermosa que llega al corazón, y lo mío solo son palabras, un resumen, que no tienen la fuerza y la carga de amor que vosotros le ponéis como el ingrediente secreto que es como canela y miel que queda aún después de haberlo comido.

Ves, Pequeñita, cómo tú también tienes manera hermosa de expresarte.

Pues  apenas, poquito. Pero me duele desde el pecho hasta los brazos de que se haya borrado porque me los confían a mí y si yo no cuido la semilla no llega a mis hermanos, Abby, y hay quienes la necesitan porque es su alimento, como yo necesité la de otros místicos, profetas y videntes; iba a ella sedienta y hambrienta, como hay quienes acuden a esta palabra vuestra, del Cielo.

Criatura, ¿Eres celosa de tu misión?

Mucho, en la mayor medida de lo humano, que es poco, pero lo poco que soy lo tengo puesto en esta misión. La cuido más que a mi misma.

¿Ves cómo hasta cuando pasa lo que más temes, si estás con Nosotros hay maneras de arreglarlo?

¡Cómo me duele el alma!

Te duele justamente por lo que te decíamos… Porque cuando hablan mal del hermano lo hieren profundamente y siembran la duda y la discordia en vuestro derredor, por eso vosotros no lo habréis de hacer así.

¿Qué no ven lo difícil, la lucha tan tremenda que tienen los míos, y los aplastáis impunemente con vuestra palabra? Vosotros no sabéis cuáles son Mis Santos Planes y misterio es a vuestros ojos lo que tengo designado a cada alma, y Mis Santos Caminos son misteriosos para todos y cada uno de vosotros.

Así, Mis Pequeños, que guardaos de hablar impunemente de vuestro hermano, que estáis aquí en tierra para sembrar semillas del saco de Mi Amadísimo Hijo Jesucristo, y si escucháis las insinuaciones del Maligno y sembráis la discordia, el chisme y  el juicio os volvéis como hijos del Maligno al esparcir su semilla de podredumbre y guerra.

¿Qué sembraréis con vuestra palabra?, ¿semilla Mía de armonía, disculpa y verdad?,  ¿semilla del Maligno que es de mentira, de dureza de juicio?, ¿andaréis vosotros mismos, pecadores, juzgando al pecado del hermano, o me dejareis el juicio a Mí, Santo entre los Santos, vuestro Dios? ¿Lo comprendéis?

Hablarán de vosotros y vosotros, a imitación de Mi Amadísimo Hijo Jesucristo, callaréis así como el manso cordero sacrificial calló.

¿Ves, cariño?

No quedó igual, Abby, era hermoso.

¿…Y este no…?

Entre menos intervenga yo, más hermoso es. No me vuelve  a pasar. Basta confiarme un poquitito y es darle oportunidad al Maligno para hacer el mal, pero un poquitito basta.

Ya veis, Niña Mía, cómo entre más avanzan en este tiempo más estrecho es el camino y podéis comprobar cómo los que os rodean andan todos como con el alma encendida en ira. Sólo los que se acomoden al camino estrecho seguirán en paz y bien. Todos los demás comenzarán a actuar de maneras cada vez más maliciosas.

Lo veo con claridad.

Y cada vez (andarán) más ciegos, así que será aún más difícil que os escuchen, por eso cuando os dijimos tanto que regresarais y no quisisteis es porque el mundo se oscurece con la mentira cada vez más y muchos quedan atrapados en esa oscuridad.

Vosotros sois la luz del mundo y muchos ya no quieren voltear a veros porque sus obras son malas y van a pretender apagaros, pero Yo os mantendré encendidos en Bien y Verdad.

¿Ya habéis podido comprobar como todo lo que se os venia diciendo y advirtiendo ha pasado?

No veáis hacia el pasado día a día. Ved cómo era vuestro mundo hace unos años y cómo es ahora para que veáis la diferencia. Ya no podéis andar seguros por las calles, ni viajar, ni comer lo que os plazca porque ya no sabéis que está contaminado.

A donde volteáis veis cataclismos, guerras, terrible maldad y ya no es el mundo que conocíais, el que  habéis despreciado porque  siempre queréis más, hasta lo de vuestro hermano. Este es el mundo que os habéis forjado, tristemente, Mis Niños, este es el mundo que os habéis forjado con vuestra ira, con vuestra glotonería, con vuestra indiferencia hacia el más pobre y desventurado. Ahora tenéis el mundo que habéis hecho y no me digáis a Mí, Vuestro Padre, que porqué os pasa esto. Yo os di un mundo hermoso donde todos pudieseis vivir y convivir, pero no habéis querido. Habéis preferido matar al hermano que amarlo, como os lo enseñó Mi Hijo. Ahora, os pregunto ¿Qué haréis con lo que habéis construido, qué haréis?

¿Ya entendiste, Pequeña, por qué tanto os digo que no respondáis mal por mal, sino mal por Bien? Porque, Pequeña, al tú resistir y devolver bien y poner la otra mejilla estáis obligando los que os hicieron el  mal a comparar vuestra conducta con la suya y los hacéis avergonzarse de su conducta, de su palabra contra vosotros y eso los puede hacer cambiar con mucho más presteza y celeridad que mil discursos o reprimendas por parte vuestra.

Por eso, Pequeños, porque con vuestra actitud Me Ayudáis a salvar a vuestros hermanitos, a las amadas ovejas, (¿y acaso no os he dicho que vale más una oveja que regrese a Mi Reino, a Mi santo Seno que mil reinos de la tierra?) es por eso que habréis de ser Evangelios Vivos o no convenceréis, porque vuestra palabra será vana si no va acompañada por vuestra acción. ¿Lo comprendéis?

Pensad, meditad , reflexionad en lo mal que os habéis sentido en vuestro pasado cuando obrastéis mal, injustamente, contra vuestro hermano, y éste os devolvió perdón, disculpa, un abrazo; como comprendiendo vuestra humanidad, que no es mejor que la propia. Eso es lo que Yo, Vuestro Padre, ya espero de vosotros, que sois de Mi Santo Resto Fiel, eso es lo que habréis de hacer si queréis Ser de los Míos, ¿lo comprendéis? ¿Podéis ver el alcance de lo que os digo?, ¿lo que esto puede hacer por un alma, en vez de sumirla más en la condenación? Que sea vuestra mano la que la rescate del abismo, si anteponéis Mi amor a vuestro orgullo.

¿Es esto mucho pedir para lo que os espera al final del Camino?

Reflexionad en ello, Mis Pequeños, que como Padre Bueno no os puedo obligar, pero Mi Invitación es a que seáis Evangelio Vivo, que nada más será suficiente para contaros entre Mi Santo Resto fiel y muy, muy pequeño.

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

Criaturita

¿Mi Señor? Se  apagó justamente cuando Me hablabas y eso me duele muchísimo.

Criatura: No te alarmes más, queda en Mi Santa Paz que ya ves como todo lo que no es hecho por vuestra voluntad mala, el mismo Cielo sabe como rescatarlo.

Sí.

Te debilitan, Pequeña, porque te atacan y no saben  el dolor que te causan al lanzar palabras sin pensar o juicios sin compasión. A los Míos cómo os lastiman, a Mis amadas Ovejas; pero recordad que venís al mundo a ofreceros por el Reino de Los Cielos, por vuestra propia santificación y por amor a vuestros hermanos.

Resistid, resistid, resistid, Mis Pequeños, que el Cielo no os pondrá en situación que rebase vuestra capacidad para soportar -aún manteniéndoos fieles y firmes-, pero todos seréis probados y creceréis o sucumbiréis, pero apegaos al Cielo para obtener vuestra fortaleza que el Cielo es muralla infranqueable para aquel que a él apele e implore.

 Queden en mi Santa paz

Queden en mi Santa paz

+Queden en mi santa paz

Ovejitas Amadas de Mi Grey

Vuestro Amado Maestro, Señor y vuestro amable Pastor, Jesucristo.

(HABLA SAN MIGUEL ARCÁNGEL)

¿San Miguel?

Criaturita

Busca mi protección cada que sientas que te golpean; pídela, Criatura, que a veces lo olvidas y ya que estás en el suelo lo recuerdas. Llámame al primer golpe, para que entre yo a tu defensa, porque eres valiente pero sumamente frágil.

Sí, Mi San Miguel, a veces olvido que no estoy sola.

No lo olvides, Criatura, no lo olvides que el Cielo te Resguarda y ya no estás sola, nunca lo has estado. Pero, Criatura, pide Nuestra protección para tener tu paz incólume que tan necesaria es para tu almita y para tu Santa Misión.

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE MARÍA)

¿Santísima Madre?

Os quiero Santos, Mis Niños, como lo es Mi Amadísimo Hijo Jesucristo. Pedid Mi Guía que Yo os inspiraré en cada ocasión. No dudéis nunca, que el Cielo sabe lo que es ser ovejita en este fin de los tiempos. Por eso la Misericordia Santa de Mi Amadísimo Hijo Jesucristo está presta a acogeros porque sabe, Mis Pequeños, que es difícil ser ovejitas de Mi Hijo en este Tiempo Final, por eso grandes santos saldrán de estos tiempos, pero habéis de permanecer hasta el final.

Si os sentís solos y atacados no olvidéis inspiraros en las vidas de los santos que os precedieron para que encontréis inspiración ahí y no volteéis a compararos con los del mundo, sino con Mis Santos en el Cielo para que os pongáis humildes y veáis el camino que aún habéis de recorrer de Mi Santa Mano.

El Cielo os ama de manera inconmensurable y vuestra Madre, tenedlo por seguro, intercede ante Mi Hijo por todos vosotros.

Vuestra Madre María, Reina de Los Santos del Cielo.

¿En el Cielo podré ver el Diálogo que se borró? ¿Allá lo tienen?¿Si…?

Descuida, Cariño (Me dice San Miguel sonriendo) 

Amén

Amén Criaturita del Señor.

(septiembre 16)

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

(*)El Diálogo al que me refiero  apareció  a la mañana siguiente. Sin buscarlo, se desplegó en mi pantalla de manera inexplicable y  es el que está a continuación: X. SED CASTOS CON VUESTRA PALABRA).

HDDH

(Septiembre 16)+

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.