V. ME AMARÉIS POR SOBRE TODAS LAS COSAS

(HABLA DIOS PADRE)

Sé que te duele mucho tu almita.

Sí.

Mi Niña, cuando os invito a trabajar con vuestros hermanitos, a serviros, Yo Sé porqué os envío y a dónde, os lo he dicho. Pero también cuando os retiro del lugar es porque ya no es seguro para vosotros.

No todos los que se Congregan en Mis casas son Mis Hijos, no todos son de Mi amado y amante resto Fiel, y esto es muy doloroso para vosotros. Hay  sitios  que  creéis que son Míos sólo porque invocan Mi Santo Nombre o porque oran con asiduidad, pero MUCHOS DE ELLOS NO LO SON: Mis ovejas, las ovejitas de Mi Amadísimo Hijo, son muy inocentes y creen que por ver el letrero en la entrada que diga “Casa de Dios”, lo es, pero no es así.

Es desde estos lugares, donde os distéis con confianza y entregasteis vuestro tiempo, esfuerzo y dinero que tanto os duele cuando no os aprecian y salís de ahí con el corazoncito muy lastimado porque os disteis DE VERDAD.

Cuando comienzan las murmuraciones, las envidias, los actos de mal juicio y egoísmo es cuando Yo, Dios Padre, os saco de ahí porque no es Mi Santo Deseo que imitéis a los que consideráis superiores por tener vidas consagradas a Mi Servicio. ¿Lo podéis comprender?

No todo consagrado es EVANGELIO VIVO, y mucho EVANGELIO VIVO no es ni sacerdote ni monja consagrada.

Yo no os puedo mantener en sitios donde os lastimen y hayan murmuraciones que os desprestigien injustamente. Os envío anónimos, pequeñitos, sin que sepan  que sois de Mis Consentidos y que les He enviado una gran Bendición a través de vosotros, pero si necesitan títulos de poder para poder ver vuestras almas es que no están apreciando el regalo tan grande que os he enviado y de allí retiro a Mi enviado y lo resguardo como piedra muy preciosa. Por eso, Pequeñita, no He permitido que digáis a nadie que te conoce -que tuyos son estos HDDH- porque te tratarían de manera distinta a lo que verdaderamente está en su corazón.

Es muy triste cuando maltratan a Mis Pequeños porque los lastiman. Corazón que ha sido limpiado y purificado se vuelve como de niño y con esa facilidad lo hieren, así que Cuido Celosamente de Mis elegidos que han sido probados y limpiados. ¿Lo comprenden?

Cuando son los Consagrados a Mí quienes lastiman a Mis Elegidos es aún más gravosos. Los lobos os dañaron pero eran lobos, estas son ovejas Mías que os orillan a iros. Pero, Pequeña, cada uno responderá por sus propios juicios y palabras. Y el que haya juzgado y levantado falsos a los elegidos que os mando encontrarán severidad en Mi Juicio porque rechazaron grande Bendición.

Tu corazoncito volverá a ser limpiado y sanado.

Por encima del amor al prójimo siempre está la Santa Obediencia a Mí, porque, Pequeños, si os movéis por vuestra cuenta y libre albedrío, el Maligno se podrá aprovechar de vuestra bien intencionada acción. Así que no olvidéis NUNCA el PRIMER MANDAMIENTO: ME AMARÉIS POR SOBRE TODAS LAS COSAS.

Os digo ¿de qué os aprovechará la buena obra si no vais de Mi Mano? Primero buscad Mi Santa Mano y luego JUNTOS; CONMIGO, haced la obra que os comando y si os retiro de algún lugar, simplemente hacedlo como os lo ordeno que es por el Bien Supremo.

Esta es vuestra certeza, vuestra seguridad primera y última. DejaMe obrar con los Míos confiadamente que estáis en Mis Santas Manos.

¿Lo podéis comprender? Esta es vuestra máxima, y si es por encima del amor y servicio al prójimo ¿cuánto más por encima de todo, de todo, lo demás? Poned algo por encima de Mi Mandato: poned al amor a vuestra patria por encima de Mí y contravendréis Mi mandato. Poned a vuestra familia por encima de Mí y no estaréis obedeciendo. Poneos vosotros mismos y vuestros gustos y costumbres por encima de Mí y fracasaréis. Recordad que el camino es muy estrecho y más se estrecha a cada paso, así que conformaos con lo que os doy, agradecedlo y no disputéis con Vuestro Padre que es Tiempo Final y estáis en situación de constante urgencia.

Esto os lo repito: Si os ponéis a las órdenes de vuestra patria y ésta os comanda lo que contraviene a Mis leyes os estaréis poniendo en Mi contra. Este error gravísimo os ha costado millones de almas a través de los siglos y lo seguís haciendo ¿No os He dicho “No mataréis” y “Amad a vuestros semejantes”?

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

¿Mi Jesús?

Criaturita, ovejita Mía.

Mi Señor.

¿No habéis visto cómo sus mismas hermanas le hicieron difícil la vida a Mi Amiga Santa Faustina (*)? No todas tenían designado el sitio elevadísimo y altísimo que Le He asignado a Mi Amada y fiel Faustina.

Cuando estáis en una Congregación, trabajando como laicos, y ésta está quedando por debajo de lo que Yo, vuestro Rey y Señor espero de vosotros, os retiro de allí porque no Quiero que imitéis lo que veis a vuestro alrededor.

Así, Criatura, que no te sientas mal y ofréceme tu dolor que ¿no fue primero a tu Señor a quien juzgaron sin verdad?

Sólo Yo y Mi Padre sabeMos a qué sitio se llama a cada oveja: dónde, qué y cómo debe hacer, por eso en estos tiempos más que en ninguno otro: CONFIAD, CONFIAD  Y CONFIAD.

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE MARÍA)

¿Madre? Me siento muy mal por lo que pasó, que no se ni qué es, pero al pasar siento las miradas que me reprueban, donde antes sólo habían sonrisas y cariño.

No puede haber un elegido de Mi Hijo Amado que no pase por lo que Él Mismo, en su santidad perfecta atravesó. Hablarán de vosotros, os difamarán, os retirarán el saludo y el que es inocente no podrá imaginar ni porqué, si ha obrado bien. No es para ti averiguar, sino retirarte y orar por ellos porque no han podido retener la bendición especial que se les dio.

Si hablan vilmente de Mis Sacerdotes Santos, de Mis videntes y profetas, hasta de Mi Santo Papa Francisco ¿no esperabais acaso que vosotros fuerais la excepción, o si?

No creí que hablaran mal de mí,  porque no di motivo.

¿Acaso lo dio Faustina, Mis Santos, y  Mis mártires?, ¿ y no fueron juzgados y condenados injustamente, incluso por los mismos siervos de Mi Amadísimo Hijo?

Entonces, Criatura, ¿de qué te extrañáis? ¿Tenéis las herramientas necesarias para ser sanada, Ovejita? ¿No ha estado Jesús, Eterno Pastor de las almas, Acompañándote en este noche de angustia y dolor? ¿No te ha arrullado y te ha llevado en su morral a donde quiera que Él vaya?

Sí, Madre Santísima.

El único dolor que no tienen cómo paliarlo, Ovejita,  es el de haber perdido la Gracia de Dios al entrar el alma en pecado mortal, y si eso no es así, Pequeña, no os dejéis perder la paz que es lo que el enemigo quiere: quitaros la paz, poneos unos contra otros, llenaros de resentimiento y cuánto más contra Mis Consagrados, ¿pero no os lo hemos dicho, que si uno de vosotros es tentado diez veces, Mis sacerdotes y monjas lo son cien? Así que si incurren en algún error no los juzguéis vosotros, sino orad por ellos y regresad a resguardo seguro.

¿Y los ancianitos?

¿Tú crees que Dios los va a desproteger, si los ama con igual ternura que a los niños? Necesitamos tenerte en paz, como un lago muy tranquilo y de agua clara para que llevéis estos Hermosos Diálogos. El Señor encontrará quien haga el trabajo que realizabas, pero estos Diálogos sólo tú los puedes hacer porque esta es tu Misión.

Sí, Madre, obedezco.

Amén, Criatura.

Amén, Santísima Madre.

(Septiembre, 03)

PD

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESÚS)

Dicho esto: Escuchad con atención, como Os lo He dicho: todo lo que Permito es para vuestra Santificación y Salvación. Así, Mis Pequeños, que ya entendéis el porqué de todo lo que os ocurre y ha ocurrido a lo largo y ancho de vuestras vidas.

Mi Señor me explicó que hubo de permitir que este dolor se diera, que permitió que la injuria se diera y se esparciera porque si he de quedar Muy cerca de Él, debía sentir lo que sus más cercanas amigas, como Santa Faustina, sintieron al ser despreciadas por sus mismas hermanas. Yo no soy monja consagrada, así que tuvo que darse en este servicio, que como laica comprometida, hice en una Congregación. Que esto debo agradecérselo a las buenas Hermanas que me permitieron vivir lo que era necesario, al final de mi servicio con ellas.

¡Que Dios Las Bendiga grandemente!

(*) Santa María Faustina Kowalska, (1905-1983 Polonia) apóstol de la Divina Misericordia de Jesús. Conocida actualmente en el mundo entero. Ha sido incluida por los teólogos entre los destacados místicos de la Iglesia.

HDDH

(Septiembre 04)

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.