A MIS HIJOS PREDILECTOS ( SACERDOTES )

(HABLA DIOS PADRE)

Quiero que anotes esto, para proyectos posteriores Míos, Del Cielo. A-  l-a  l-e-t-r-a .

A Mis Hijos Predilectos:
He elegido a esta Pequeñita como Mi Personal Instrumento de Conversión Final y como Mi mas preciado último obsequio a la humanidad desobediente y doliente, la He elegido desde que fue concebida en el vientre de su madre. La he dejado andar por sus caminos, caminos humanos con la esperanza de que ustedes, hijos malcriados y desobedientes, hicieran su trabajo eclesiástico y la orientaran, la VIERAN, la ayudaran, la llevaran de la mano. Ni uno solo de mis hijos predilectos con los que tuvo contacto en el trayecto de su corta vida se tomo el tiempo y la molestia de asistirla. HE debido, y ahora ese placer me lo reservo Yo en Mi Infinito Poder, en guiarla Personalmente en este su Camino al Cielo. Se, porque los conozco que querrán acallarla y se preguntarán porque a una mujer que tanto ha caído, tan notablemente estigmatizada por la sociedad como pecadora? Porque Mi Hijo no vino por los justos, sino por ella, por Mis Hijitos que iban a caer en su atravesar el camino del mundo. Ella, como todos los que la leerán, cayó, pero hubo una diferencia: En cuanto pudo ver la Mano de Mi Bienamada Hija la tomo con una firmeza que Conmueve hasta al Propio Dios, pero no los conmovió a ustedes, almas de hielo, a ustedes no los conmueve ya mis hijos que se han desviado, a ustedes les mueve, no les conmueve, los mezquinos intereses económicos y de poder. Ella, así de nada como se ve ahora, fue capaz de decirle “No” al demonio en todas sus insinuaciones. Y aquí está en el Regazo de Su Padre. En cuando veía una luz, por pequeña que fuera, la seguía. Siempre siguió la luz, pero no estaban ustedes para advertirle de los trucos del Maligno, que esa luz que tan apasionadamente seguía no era Luz de Dios, sino del mundo. Lo mismo han dejado de hacer con tantos de mis hijos que andan perdidos sin saber qué mano tomar, y el Maligno siempre tiene a sus secuaces con la falsa mano extendida. Dónde estaba mi ejército que coloqué sobre la tierra, mientras las huestes del Maligno diezmaban impunemente y sin defensa a mis Pequeños, dónde estaban ustedes? En comilonas y grandes pasillos llenas de arte romano en lugar de las pequeñas comunidades donde eran tan necesarios. No la van a aceptar, eso lo se de siempre, pero eso a ella no le importa, ya se acostumbró a ser ignorada, pero Me Importa a Mi, su Padre, no quiero que se burlen de ella, que la tachen con nombres de los que ustedes usan para referirse unos a otros cuando creen que no los oigo. Como Mi Vassula, pero mucho mas pequeñita. Maltratarían a un bebé de escasos dos años?, pues es la edad que tiene ella, y no me prueben más, no prueben mi paciencia porque no lo voy a tolerar.

Pequeña, se que titubeas en lo que escribes porque no quieres poner ciertas palabras, pero es tu deber anotarlo exacto como lo escuchas, te guste o no, estés de acuerdo a no.

Sí, lo hago así como lo escucho, me guste o no.
No eres tu la que te estas autoalabando, soy Yo quien hablo de ti, en Mi Absoluto Derecho…No te asustes, Pequeñita, no me enfado contigo…y por supuesto que no estas enloqueciendo. Simplemente creíste y seguiste El Camino que es La Verdad y La Vida y esnatural, en este Camino, que Me escuches. El sordo no cree que los pajarillos cuando abren su piquito es que están cantando a mi Gloria, pero lo están. Quien no me escucha, no cree que haya quienes sí pueden.

Los míos nunca han sido bienvenidos en el mundo y tu no eres excepción (silencio). Ve, mi niña, distraerte un poco que no quiero cansarte y menos que te vayas a angustiar… Ve, camina un poco…
(Marzo 1 2012)

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario