TODO PECADO DE LA CARNE ES CONTRA EL ESPÍRITU

(HABLA DIOS PADRE)

Mis Amados, Mis Pequeños

Tenéis que comprender que en la época que vivís todo lo que el mundo presenta es perversión y es mentira.

Todo lo que os He dado para vuestra sana convivencia ha sido pervertido por la oleada de lo que recibís en las comunicaciones del  mundo que os dice lo que deberíais ser  y anhelar y desear y querer.

Si bien os ofrece placeres desmedidos, lo que no os dice es que os cobra con vuestra salvación. Eso no os lo dice el mundo: El precio que debéis pagar por vivir como vivís.

Mis Santos Ojos no ven mas que hombres y mujeres que han caído glotonamente en el primer engaño del Maligno a Mis primeros hijos: “Seréis como dioses”, os repite y aun viendo el destino que se forjaron vuestros primeros padres por creer que podrían engañarMe, vosotros no actuáis ni decidís de manera distinta a ellos.

Queréis ser dioses y, no, Mis Niños, eso es una gran mentira y una ofensa granadísima a vuestro Padre Dios. Queréis regiros por vuestra propia cuenta, hacéis de lo sagrado un juego diabólico ( si, Mis Pequeños, os hablo del acto sagrado de la concepción ). Yo, vuestro Padre, la he creado para la consecución de la vida en familia, no para que uséis a vuestros cuerpos como vehículos de placer desmedido, ¿lo podéis comprender?

El mundo os dice que sí, que está bien, que es “normal”, y Yo, Vuestro Padre, os digo: No es Mi “normalidad”, lo que Yo os He establecido y estipulado.

Vuestra glotonería, vuestro anhelo de poseer y tener y ser como dioses es una afrenta de las más enormes que el Cielo ha tenido que tolerar en vosotros.

¿Que no veis el destino de quienes han querido serlo? ¿Que no veis el dolor que les ha acarreado el excluirse a si mismos de Mi Reino? Y aún así queréis ser excepción y actuar como demonios, e inspirados por ellos, y aun así sed Mis Hijos y estar en Mi Gracia? Os lo he dicho: es una cosa o la otra. Debéis decidir y ser fieles a ello.

No podéis afrentar a vuestro Padre y sed hijos consentidos. Debéis decidir si haréis caso a vuestro Padre Eterno o a Satanás que no quiere mas que excluirlos de Mi Gloria, como él mismo lo está. Y vosotros, como ciegos, lo seguís. Creéis más al principie de la mentira, que a la Verdad Misma y no mudáis.

Debéis tener MUY EN CLARO que todo don y bendición viene de Mí, de vuestro Padre, que todo lo que hacéis, coméis, vestís ha sido materia creada por Mí, pero lo estáis pervirtiendo todo y en lugar de Amar al creador de las criaturas y de TODO LO QUE EXISTE, os estáis amando a vosotros mismos en el papel de dioses y detrás no está mas que el Maligno instigándoos.

Siempre, a cada instante, podréis decirle “NO” y mudar, pero debéis hacerlo ¡ya!, Mis Niños porque los instantes son limitados y no sabéis si ese último “Si” al pecado será el último de vuestras vidas sin mas oportunidad para mudar.+

Si tenéis en vuestras cabecitas que más adelante en vuestras vidas mudaréis y aun estáis vivos hacedlo ¡ya! ¡hoy! ¡ahora! porque en estos Tiempos Finales los cataclismos caen en una región y en otra y no sabéis si habrá mañana para vosotros y los vuestros.

¿Comprendéis cabalmente esta lección de salvación tan grande que os dejo con Mi Pequeña?

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE MARÍA)

Hijitos:

Tantos hermanos vuestros caen al infierno por los pecados de la carne y vosotros seguís con desenfreno y es una ofensa grandísima a vuestra Castísima y Purísima Madre. Me ofendéis y después venís a Mí llorando porque os sentís infelices.

Dejad de pecar ya porque no os puedo limpiar si os estáis ensuciando constantemente y no os puedo presentar así a Mi Hijo.

DejadMe, Mis Pequeños, limpiaros para presentarlos a Mi Amantísimo y Amadísimo Hijo, pero no podéis ir así.

¿Lo comprendéis, Niños Míos?

Todo pecado de la carne es contra el espíritu, recordad y grabadlo en vuestro corazón. Todo pecado de la carne es contra el espíritu.

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

Mis Amados, ¿Cómo podeMos explicarlo para que lo entendáis, para que lo comprendáis y para que mudéis? Lo de la carne es polvo, es ceniza, es nada; y por ello, por esos instantes de satisfacción estáis perdiendo el Amor Mismo.

¿Que no veis el engaño en el que estáis entrampados?

 (Veo un lobo joven con su patita atrapada en una trampa de cazador, y a Nuestro Señor Jesucristo con amor y cuidado soltándola, sólo para que el animalito en vez de saltar a Sus Brazos y salir así del peligro, corre lejos de él, una vez que se ve libre, sólo para caer en otra trampa a los pocos pasos. Y veo a Jesús que nuevamente va a liberarlo).

Yo no os dejaré, pero llegará la muerte y ¿estaréis atrapados por vuestro propio pecado o Me Habéis dejado liberaros y estaréis seguros en Mis Amantes Brazos, Ovejita? No dejéis que la muerte os coja en ese estado porque ya no podré liberaros y habrá sido vuestra propia elección.

Un vez que quedéis libres del pecado, acogeos al Cielo que si andáis desprevenidos por el mundo caeréis en la misma trampa.

Sois  a penas criaturas y muy amadas pero soy débiles, falibles y no podréis solos porque os enfrentáis a una inteligencia malévola y angélica que sabe que le queda poco tiempo y os querrá llevar a su reino de maldad y de odio de donde no hay salida.

No juguéis con vuestra salvación, Mis Ovejas, que Mi Corazón os espera; pero tenéis que dar los pasitos necesarios que os Dice Mi Santísima Madre para llegar a Mí

¿Lo tenéis claro, mis ovejitas?

(HABLA SANTA TERESA DE JESÚS)

El amor, Pequeña, el que llaman amor en la tierra no es mas que perversión del mismo. EL amor Verdadero y total no es carnal, como vosotros creéis, pero no lo podréis experimentar sino os alejáis del pecado de la carne. Es un charquito de lodo eso que decís amar, y el amor es como el mar mismo: el más claro, el más puro, el más bello, el prefecto; pero ese charco de lodo en que os revolcáis lo estáis cambiando por el agua misma. Nunca saciará vuestra sed ni colmará vuestro anhelo.

Tenéis que abrir vuestros ojos y reflexionad con seriedad en lo que se os ha instruido en esta lección. No dejes pasar el tiempo sin mudar, que (así es como) caen las pobres almas pecaminosas como carbones encendidos de un volcán  a los abismos.

Esto que os decimos es verdad de verdad y vosotros lo podéis comprobar a cada palabra en las Sagradas Escrituras.

El Padre Eterno (Es una Santa del Cielo, por el día que es hoy puedo suponer quien es. Tiene un hábito café) no ha condonado nunca este pecado que ha sido vuestra caída misma. Liberaros de él y acercaos a vuestra Madre Santísima que Ella en su absoluta sabiduría amorosa sabrá como limpiarlos y presentarlos a Nuestro y Vuestro Señor Jesucristo.

Que la Paz del Señor este siempre en vuestros corazones (Al final, Ella misma me dice su nombre)

Teresa de Jesús

(*) Julio 16:Nuestra Señora del Monte Carmelo, referida comúnmente como Virgen del Carmen o Nuestra Señora del Carmen, es una de las diversas advocaciones de la Virgen María.

Carmelitas descalzas. En el año 1562, santa Teresa de Jesús efectuó una reforma en la orden religiosa y fundó el primer convento de Carmelitas descalzas en la ciudad de Ávila. Posteriormente, junto con San Juan de la Cruz, fundó la rama de los Carmelitas descalzos.

HDDH

(Julio, 16)

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.