MI SEÑOR TARDA EN VENIR (*)

(HABLA DIOS PADRE)

El Andar, El Camino, Mis Niños, se va haciendo no sólo más angosto sino más empinado y la Santa Cruz pesa aún más conforme se acercan al final. Recuerden Siempre que detrás de la Cruz está la Gloria y no lo olviden.

Conforme avanzan, más parece pesar la Santa Cruz pero es que vosotros os vais cansando conforme camináis hacia Mí. Vuestro camino es duro, es arduo, es solitario y está lleno de piedras y abrojos y espinas, pero aún así seguid, Mis Pequeños, a imitación de vuestro Señor, cuando creáis que ya no podéis más, dad otro paso, que ahí estaré Yo, Vuestro Padre Amado para cuidaros que no os salgáis del Camino.

Pequeños, entre más avanzan los acontecimientos y el hombre que os rodea continua sin ver, diciendo “Esto siempre ha pasado” vosotros os sentís más desesperados entre ciegos y por más que habláis parece que lo hacéis entre oídos sordos, porque no sólo se rehúsan a “ver”, sino también a oír lo que Mis profetas os dicen.

Tenéis que ponerlos en Mis Santas Manos y no entrar en desesperación. No os adelantéis a los acontecimientos y vivir cada día, uno a la vez. DejadMe A Mí el futuro y ofrecedMe vuestro pasado, para que no carguéis más con él.

Pequeños, vuestro dolor es grande, es el que padecía Mi Hijo , por puro Amor, al cumplir con Mi Plan de Redención. Vosotros sois corredentores ahora con Mi Amadísimo Hijo y os duele y si permanecéis es por Amor. Creed que Yo, Dios Padre, tengo el Saber Total y Sé porqué os encargo lo que hago, hacedlo, sin cuestionarMe, a imitación de Mi Hijo, podéis decirMe; “Padre, Abba, no entiendo, pero Cumplo con Tu Voluntad porque te amo“, que será suficiente. No tratéis de comprender para hacer. Haced y luego comprenderéis. No entréis en desesperación, que no es digno de Mis Hijitos.

Vosotros sabéis lo que pasa. Podéis comprobar como el Mal se ha descarado totalmente y ya no se guarda ni de tomar un disfraz, ya es flagrante y descarado, este el fin de los acontecimientos. Ya los Hijitos que han caído en las redes del Mal no intentan regresar y se regodean de pertenecer al Mal ¡Ay, Mis Pobres Pequeños que no imaginan el futuro que os depara vuestra errónea decisión! Ahora os sentís “dueños y señores del mundo”, abusando de los Míos, de Mis pobres, de Mis humildes, pero no es para siempre, y el Siempre existe y es de Mi Santa Potestad. No os dejéis engañar, no dudéis diciendo “Mi Señor tarda en venir(*)  y os pongáis a comer, beber y cometer todo acto impuro y malicioso.

Sed prudentes, ofrecedMe vuestros dolores y sufrimientos, uníos al Getsemaní de Mi Amadísimo Hijo, uníos a Su Sacratísimo Andar hacia el Gólgota, uníos a Él que es manso y humilde de Corazón, Pequeños y seguid que, os digo, aunque el camino ahora se ha empinado y la Cruz más os pesa, no vais solos y venís hacia Mis Amates Brazos que una vez terminada vuestra personal Misión os abrazaré y os colmaré de toda Bendición.

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE)

Os invito, Mis Pequeños, Mis Amados a manteneros en el Camino y ahora Sobretodo no os confiéis diciendo MI SEÑOR TARDA EN VENIR, porque llegará como el rayo, ¿Quien de vosotros estará despierto para RecibirLo, quien?

(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

Os Amo, Mis Ovejitas, Mis Pequeños, Mis Corazones. Si os tropezáis levantaos y seguid, que los Ángeles flanquean vuestros Caminos y como compañeros del Andar, están a vuestro lado, volved a ellos por auxilio y apoyo. Si os sentís cada vez más alejados de aquellos que están en el mundo, refugiaos  en Mi Sacratísimo Corazón, quien nunca os desprotegerá.

Hoy, Jesús viene, pero no Me Habla más, Me consuela con Su Santa  Presencia porque Sabe lo que necesito. Que el Camino es como El Padre Amado lo describe y así estamos. Me abandono a Su Santa Presencia donde encuentro Consuelo, Refugio y el Hogar que vendrá para no irse jamás y en ello cifro mi esperanza que me fortalece. Luego Me DiceAbrázate a Mi, que yo puedo llevarTe en brazos” “Confíate a Mí y descansa cuando sientas que ya no puedes más, deja Me a Mí el andar y reposa en Mí“.

(*) Se sugiere leer y estudiar los discursos  de Jesús en Mateo 24 y Lucas 12.

“… Por tanto, también vosotros estad apercibidos; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. 45 ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual su señor puso sobre su familia para que les dé el alimento a tiempo? 46 Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. 47 De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá. 48 Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; 49 y comenzare a golpear a sus compañeros, y aun a comer y a beber con los borrachos, 50 vendrá el señor de aquel siervo en el día que no lo espera, y a la hora que no sabe, 51 y le apartará, y pondrá su parte con los hipócritas: Allí será el lloro y el crujir de dientes. ..”(Mt 24;48)

“… 45 Pero si aquel siervo dice en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comienza a golpear a los siervos y a las criadas, y a comer y beber y a embriagarse; 46 vendrá el señor de aquel siervo el día que no lo espera, y a la hora que no sabe, y le apartará, y pondrá su parte con los incrédulos. 47 Y aquel siervo que sabía la voluntad de su señor y no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. 48 Pero el que sin saberla, hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque al que mucho le es dado, mucho le será demandado; y al que encomendaron mucho, más le será pedido…” (Lc 12:45)

HDDH

(Mayo 5)

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.